jueves, 1 de abril de 2010

Es mi vida.

En mi salón, la silla vacía no extraña a nadie.

Que en mi cama no duerma nadie más que yo, no extraña a nadie.

Pero todos me preguntan por el marco sin foto.

1 comentario:

  1. uff buen escrito.
    la gente a veces pregunta lo obvio.
    saludos!

    ResponderEliminar