sábado, 24 de abril de 2010

Comunicado.

Cuando el Consejero de Comunicación anunció por televisión la muerte del Rey, todos lloraron, salvo el príncipe heredero.

2 comentarios:

  1. Los príncipes no lloran. Tienen sangre azul.

    ResponderEliminar
  2. El concepto está bien planteado, quizá se pueda estructurar mejor.
    Saludos

    ResponderEliminar