sábado, 28 de diciembre de 2013

Día de los inocentes.

Con fecha de hoy, 28 de diciembre, recibo un correo de una editorial. Rehusan mi manuscrito Cuentos del abuelo.

De no ser la respuesta habitual pensaría que es una inocentada  (¿o lo es?).

martes, 24 de diciembre de 2013

Posticuentos de Navidad. 2.2

Ante la falta de postales, de cenas y copas navideñas comencé a plantearme seriamente mi falta de amigos.

Tomé una decisión.

Deje de celebrar la navidad.

lunes, 23 de diciembre de 2013

De prestado/robado

Hoy vivo de prestado de JORGE M MOLINERO

La primera vez había una tos nerviosa que
sólo calmaba la cocaína. Luego lo cogimos gusto y
cada 4 o 5 meses volvíamos. Yo hacía un gran esfuerzo
para quedarme preñada de nuevo, me tiraba a todo
lo que se movía y contenía las ganas de tragármelo
y que me diesen por el culo, lo que de verdad me gusta.
Pero era tan bonito, tan excitante, que hurgaran en mi cuerpo
aquellos carniceros de tez blanquecina. Me veían y los colmillos
empezaban a gotear de gusto.
Me abría para ellos, hundían sus fauces en mi estómago, arrancaban
el feto y después lo admirábamos como a un amanecer.
Jugábamos al fútbol con esos cuerpos pequeños, a las cocinitas
con sus almas. Después empecé a llegar con la preñez avanzada, era
mucho más que un espectáculo. Poníamos la mesa en la sala de
espera y nos enfadábamos con ellos porque no comían, aquellos
fetos tan bien hechos, sólo les faltaban las orejas, que son lo más difícil
de hacer por su complejidad de cartílagos.
Y así, en aquella clínica, todas las zorras pasábamos el tiempo,
nuestro parque temático, las orgías con los vampiros, el calor que
me ofrecía la mesa de operaciones.
Y nos lo quieren quitar. Pero he comprado en la Teletienda,
un juego de cuchillos de cerámica para jugar yo sola.
Nadie es mejor vampiro que una misma.


Jorge M. Molinero
Consigue su libro en este enlace

domingo, 22 de diciembre de 2013

Orden de alejamiento.

No dejo de recibir por medios telemáticos mensaje de mi banco para que deje de recibir sus cartas, para que deje de ir a la oficina, para que deje de llamarles por teléfono.

A mi banco le falta solicitar exclusivamente mi orden de alejamiento. Por supuesto la de mi persona, no la de mi dinero.

viernes, 20 de diciembre de 2013

Posticuentos de Navidad. 1.2



Ya he enviado mi carta a los Reyes Magos y a Papa Noel. Frente a mi agnosticismo ha vencido tu ilusión.

A los Reyes Magos les he pedido que te traigan todo lo que quieras.

A Papa Noel le he pedido que me quieras.


El año pasado editamos unos posticuentos de Navidad para los mercados de estas fechas. En Valladolid, la ciudad que me acoge, estos mercados no se pueden realizar sin mil permisos y requisitos, por lo que este año no hay posticuentos en papel. Salvo que los quieras. Pide por ese correo

domingo, 15 de diciembre de 2013

Técnica literaria.



Estoy leyendo un libro sobre creación literaria (a ver si aprendo a escribir de una vez) y cuenta que hay una historia en cada esquina, “simplemente hay que saber verlas”.

Y yo, me desilusiono, viviendo en esta casa circular, en este bucle donde cada vez que acaba un día, comienza otro tan igual al anterior que no se sabe dónde está el principio y dónde el final.

jueves, 12 de diciembre de 2013

Reunión



De niños nos encontrábamos en la plaza. No hacía falta quedar. Allí estaba nuestro grupo, unos días más otros menos pero rara vez estábamos solos.

Hoy en día, nos enviamos WhatsApp  y aún así imposible vernos todos, ni en la cena de navidad.

domingo, 1 de diciembre de 2013

En la marquesina.

Gracias por regalarme tu sonrisa.

Algunos días es la única que recibo ¿sabes? Es muy triste. Vivo sólo. Nadie en mi trabajo es capaz de  sonreírme. Tampoco nadie me da las gracias nunca por nada. A veces preferiría trabajar solo.

Lo malo es que sé que dentro de poco dejaras de sonreírme. Llega la navidad y creo que tú te tendrás que ir. Tu lugar lo ocupará otro.

Simplemente quiero que sepas que te echaré de menos, me haces compañía mientras espero al autobús. Espero que el siguiente cartel tenga también una sonrisa.


De la serie Cuentos de lugares.

sábado, 30 de noviembre de 2013

En el espejo (con Talih Primo)

El monstruo del espejo ha salido a pasear. Se ha puesto traje y corbata y me ha dejado a este lado en pijama.

Al salir, no ha dicho nada.
 

Y yo he dudado. ¿Salir a detenerlo? Han sido dos segundos de duda.

Me he vuelto a la cama. Creo que hoy no tocan pesadillas.


 

Ilustración de Talih Primo (ver más por aquí)

viernes, 29 de noviembre de 2013

Golpe a golpe.



Aporrea el piano. Es mal músico.
Aporrea la guitarra. Es mal músico.
Aporrea la puerta. Es mal vecino.
Aporrea la cara. Es como su padre.

jueves, 28 de noviembre de 2013

Sabores...

En casa huele a podrido. La cena, recién puesta en el plato, sabe a fracaso.

Sabemos que las especias enmascaran el sabor pero que no hacen que esté rica.

La vida tampoco se soluciona con aliño pero ayuda a tragar.

Te traigo flores y te pido pimentón.



Sabores a fracaso.

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Uno más.

Me esfuerzo tanto en ser uno más que no dejo de lamentarme por todo.

Pero aún así, se nota en mi sonrisa que soy feliz.

¡Lo siento!

lunes, 25 de noviembre de 2013

Su libro.

Pensó, durante mucho mucho tiempo, cuál sería el libro ideal para regalarle a su novia.

Cuando tomó la decisión, acudió a una librería céntrica y se sentó delante de la estantería en la que estaba ese libro.

Pasó allí días y días hasta que ella cogió el libro y se puso a ojearlo.


Él se acercó y se presentó.

domingo, 24 de noviembre de 2013

sábado, 23 de noviembre de 2013

Mudanza.

Lo malo de tener que hacer una mudanza es elegir el tamaño de las cajas dónde vas a guardar lo que se queda.

Realmente eso es lo que más pesa.

viernes, 22 de noviembre de 2013

Evitar el miedo, sabiamente.

Ella me anunció que seguramente se fuera. Yo no pude soportar el riesgo de perderla.

Ella no dejaba de repetirme que intentaría demorar ese momento todo lo posible.

Estaba claro, era simplemente un hecho que pasaría en un futuro incierto, pero un hecho desgarrador. Tanto que me partía el corazón. Así que decidí hacer algo para evitar sufrir.

Era verla y ponerme a pensar que un día no estaría. Por eso deje de verla todos los días. Primero fueron excusas inventadas, luego busque excusas mejores; trabajos con horarios incompatibles, enfermedades más o menos contagiosas.

Ella insistía llamándome y yo empecé a "olvidarme" el teléfono en casa.

Me preguntaba qué pasaba y yo simplemente buscaba excusas.

Poco a poco las excusas fueron mi vida y ella se fue quedando atrás.

Todo fue inútil, cuando se fue. Yo lloré. Había pensado que estar lejos me ayudaría a llevar mejor su viaje pero al final me quedo la pena de haberla dejado morir sola.

jueves, 21 de noviembre de 2013

Sin avisar




Vienes sin avisar y quieres, sin más, que me vaya contigo.

¿Sabes lo qué pienso? ¿Lo sabes? Que eres tonta. Crees que puedes venir, sin más; aparecer un día, sin más. Decirme que quieres que lo deje todo por ti, sin más. Eres tonta si crees que, sin más, voy a dejar mi vida por irme contigo.

¡Deja ya de decirme que no hay más, hombre!

Claro, como la señora está acostumbrada a que se haga lo que ella diga. Pero ¿cómo? Con intimidación. No puedes negarlo, ¿cuántos a los que se lo has pedido han ido contigo por gusto? No cuentan los que te buscan, esos han ido a por ti. Pero, ¿por voluntad propia? Se cuentan con los dedos de la mano.

Por mi te puedes ir yendo, que no me pienso mover de aquí. No voy a ir contigo por mucho mucho que me lo pidas, ni por las buenas ni por las malas. Así que si quieres aprovechar tu viaje, ponte a segar el césped.




Not today | Hoy no #everydaINK #day16

Imagen robada a Talih Primo de tu tumblr (con permiso y todo, no se vaya usted a creer)

miércoles, 20 de noviembre de 2013

No tocar

...... recién pintado.

Un día uno conoce a alguien que le propone algo y uno dice ¿por qué no? Y no es que uno diga que sí a todo. Ni mucho menos, sé decir no estupendamente bien, sin dolores de conciencia.

El caso es que un día uno ve dibujos y piensa... voy a joder a Primo una ilustración y Primo le deja.

Un lujo de encuentro que espero que se repita asiduamente para bien mío y de usted querido lector que, aunque no se pronuncia, la idea de que el blog tenga "santos" le mola.

Comunicado lo cual... mañana más pero mientras tanto, miren lo que hace el caballero del que les hablo...

En su tumblr y en su web. Para los más afortunados pueden conocerle y aprender por Valladolid (España) el 29 de noviembre: “El bien y el mal en la Ilustración”.

Lo dicho, contado, mañana más.

martes, 19 de noviembre de 2013

domingo, 17 de noviembre de 2013

Miedo.

Pensar en contarle algo a alguien y que ese alguien aparezca por la puerta. La sensación es de tener poderes.

Cruzarte por la calle con alguien que quiere joderte la vida, pensar que sería mejor que desapareciera para siempre. Sentir miedo de tener poderes.

sábado, 16 de noviembre de 2013

Problemas de comunicación.

- Justo estaba pensando en ti. - Le dice Ella a él - y, qué casualidad, tú también piensas en mi.

Él sorprendido, piensa que está loca. Da un paso hacia atrás y llama a la policía.

Los agente llegan y quedan sorprendidos de la teoría macabra del sujeto.

Les explica que Ella ha querido atropellarlo para hablar con Él.

Se ríen de Él. Hasta que Ella les dice que es cierto.

Nubes.

El cielo está nublado.
Totalmente nublado.
Así las nubes no tienen formas.
Así las nubes no me gustan.
Así no puedo imaginar montañas, caballos, aviones.
Así sólo puedo imaginar el sol.
Así el Sol, si me gusta.
Así no me deslumbra.
Así no se ve tan grande mi sombra.
Así no me siento pequeño.

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Vértigo

Superado el vértigo a escribir cuentos a diario.
 
Me enfrento de nuevo al procesador de textos con la hoja en blanco siento vértigo. Sólo acierto a escribir el principio Curriculum Vitae.

martes, 12 de noviembre de 2013

Salgo de casa...

Salgo de casa para ir a trabajar todos los días a las 06:45.

Paso el día fuera. Voy en autobús. Como en el curro. Saco dinero del banco en el tiempo del café. Se acaba el día, oscurece y vuelvo en bus. Parece la misma calle. Me bajo en la parada de enfrente. Son las 18.45 han pasado doce horas y, aunque no lo parece, algo ha cambiado.

Llego a mi hogar.

lunes, 11 de noviembre de 2013

Ayer. Aclaración.

Recibo un correo que se refiere a la entrada de ayer de un amigo que me pregunta:


-          ¿Es biográfico?

La respuesta es simple:



-          ¿Te sientes culpable?