martes, 5 de octubre de 2010

Reflexionando.

Existen dos tipos de antisistema, según su definición de sistema.

          A. El antisistema originario: considera el capitalismo como sistema y achacando su anacronismo a la sociedad actual reivindica la necesidad de cambiarlo.

          B. El antisistema primitivo: considera que el sistema es un contenedor y por eso lo quema. Reivindica más que cambiar la sociedad, cambiar el mobiliario urbano.


Menos mal que algunos seguimos creyendo que otro mundo es posible.


Por cierto, gracias a EN LA NUBE de Radio3 por su mención nocturna de anoche. Si quieres conocer mundo viaja con ello por aquí.

2 comentarios:

  1. Bueno, a veces es necesario un antisistema primitivo que apoye la voz del antisistema originario para que le tomen en serio. ¿No creen?

    ResponderEliminar