jueves, 15 de julio de 2010

Brevedad.

Ella comenzó a escribir una nota, siguió con una carta y acabó firmando su testamento.

                                    Nunca supo ser breve.

9 comentarios:

  1. Así pues, fue menos breve de lo que hubiera querido.

    ResponderEliminar
  2. bueno, supongo que cada uno tiene sus propias virtudes y defectos, y ser breve a veces no es tan bueno!

    ResponderEliminar
  3. Tal vez se estuvo conteniendo durante mucho tiempo...¡y escribir es tan terapeútico!

    Un beso que va a la playa con sombrilla

    ResponderEliminar
  4. ¡Menuda progresión! Y por cierto me da que es más habitual de lo que parece... jeje

    Un saludo indio

    ResponderEliminar
  5. El tema estaba claro. Queria expresarse en plenitud

    ResponderEliminar
  6. Afortunadamente tuvo una larga vida.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Hermosísimo y extenso micro.

    Me muero por leer ese testamento... espero terminar de leerlo antes de morir.

    ResponderEliminar