jueves, 25 de febrero de 2010

Has llegado.

Aunque muchos caminos lleven al mismo sitio, ¿de verdad crees qué da igual el camino?.

¿Acaso no tiene más valor cuando una persona te invita a su casa que cuando simplemente coincidió que entraste a robar?

1 comentario: