jueves, 11 de octubre de 2012

Valor...

¿Me puedo sentar contigo? Gracias. Me ha costado mucho reunir el valor de acercarme a ti y hablarte. ¿Sabes? No me creía capaz. Te llevo viendo varios días venir a tomar algo. Siempre te sientas al lado del piano. Yo creo que es de adorno, así le da un ton más peculiar al bar. Llevo varios días pensando cómo acercarme hasta ti y ahora, ya ves, lo he conseguido. Estoy a tu lado. Me ha costado pero ha valido la pena. Tantas veces imaginar como hacerlo y finalmente la mejor forma era hacerlo sin pensar. Ahora me siento raro ¿sabes? En mi imaginación sólo llegue hasta este punto así que... me voy.

Tengo que imaginar una conversación contigo entonces volveré.


1 comentario:

  1. La verdad es que es un arte la improvisación.
    Saludos sin ensayar.

    ResponderEliminar