martes, 25 de octubre de 2011

Insignificancia.

Cada día soy más defensor de la teoría de la insignificancia, aquella que defiende que un gesto por pequeño que sea no debe ser despreciado porque es un buen comienzo.

Si yo no defiendo la insignificancia, quien me defenderá a mi.

2 comentarios:

  1. Hasta el más leve aleteo de una mariposa, puede tener consecuencias al otro lado del planeta.

    Besos a pares.

    ResponderEliminar