miércoles, 17 de marzo de 2010

Refranero popular

- He perdido mi paraguas -comentó la clienta al entrar en el bar.
- Yo antes también lo perdía -respondió el camarero
- ¿Ahora ya no? ¿Cómo lo hizo?
- Fácil. Puse en marcha un axioma universal. Contra la fatalidad de perder el paraguas, la virtud de no usarlo.

4 comentarios:

  1. Muy acertada respuesta. Eso sí, la cara que se le puso la clienta tuvo que ser...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Genial.
    Yo no uso paraguas, pero no por no perderlos, si no, porque los odio.

    ResponderEliminar
  3. Yo también los odio. Sabio el camarero.

    ResponderEliminar